Candlesticks o velas japonesas y sus patrones de reversa o continuidad

EN EL TRADING NO HAY VERDADES ABSOLUTAS, TODOS LOS ESTUDIOS TÉCNICOS Y ANÁLISIS, SON SOLO COMO AYUDA. TODO LO QUE VEREMOS EN ESTE ARTICULO, SON PROYECCIONES DE ALTA PROBABILIDAD, PERO NUNCA CON EL 100% DE EFECTIVIDAD.

Despues de dicho esto para que no lleve a nadie a confusión, vamos con el articulo.

Siguiendo con este nuevo apartado de recursos, y como continuación del artículo de patrones armónicos, vamos a publicar un par de artículos que nos puedan servir de ayuda a la hora de determinar un cambio de dirección.

El precio se mueve siempre en una coreografía repetitiva, tanto dentro de la misma temporalidad, como de modo fractal en las diferentes temporalidades. Se mueve por impulsos y correcciones. Les llamamos así, impulsos y correcciones, y no ondas de entrada, porqué precisamente lo que marca la dirección de la tendencia son los impulsos, que siempre tienen más recorrido que las posteriores correcciones. Y esta coreografía de impulso de cierto recorrido, y la posterior corrección parcial del impulso anterior, para efectuar un nuevo impulso más lejano, es lo que forma las estructuras del precio.    

Mediante los estudios y los análisis lo que pretendemos es fijar las zonas u objetivos donde proyectar el final de estas estructuras. Sin embargo esto son sólo análisis, ya que el mercado real es el que siempre marca la realidad del movimiento y su volatilidad, o precisamente la falta de ella, puede hacer que estas proyecciones se queden cortas, o que sean más amplias de lo esperado. Todas las técnicas de análisis coinciden en trabajar e intentar determinar los objetivos de final de cada estructura, y los resultados son positivos con altos niveles de acierto cuando el analista tiene los conocimientos y la experiencia suficientes. Lo que se determinan son las zonas con un máximo y un mínimo donde se deberían producir estos finales de movimiento.

Sin embargo, hay otra variable que es imposible medir, la volatilidad. Nunca podremos adivinar el futuro, si será hoy o será mañana, o la semana que viene, que los inversores entrarán en un instrumento determinado. Y, además, si entran, ¿con qué fuerza y determinación lo van a hacer? ya que esto sí que depende de muchas variables: del sentimiento de mercado, de noticias, de eventos económicos, del día del calendario (si es final de mes o trimestre o incluso de semana) y de muchas variables más. En fin, la suma de todas estas variables lo que determina son las emociones, las emociones que sienten constantemente todos los inversores. Cuando la media de estas emociones es igual para una parte alta de los inversores (nunca de todos ya, que desaparecerían los mercados), entonces es cuando el precio realiza los recorridos. Es la eterna lucha entre los toros y los osos. Bien, después de este prólogo para situarnos, vamos directamente al asunto en cuestión.

Por un lado sabemos que el precio se mueve por unas estructuras determinadas de impulsos y correcciones. Acabada una estructura tenemos una corrección mayor, no del último impulso, sino de toda la estructura, para posteriormente seguir el recorrido. Para cualquier Inversor o trader poder determinar los puntos de final de estas estructuras es la base para poder operar y ser rentable en los mercados. Y como hemos visto anteriormente, los análisis sirven sólo para determinar una zona amplia donde esto puede suceder. Si hablamos de gráficos de 15 minutos, estas zonas pueden ser de 20 a 40 puntos (lo que hace tan difícil operar Intradía) y para gráficos de semanal, obviamente, estas zonas pueden ser muy amplias, de hasta cientos de puntos. Para disponer de más elementos técnicos, para determinar con más precisión estas posibles zonas de cambio, se han hecho miles de estudios para encontrar elementos que ayuden a validar estas zonas de cambio y de reversa.  

Candlestiks o las velas japonesas

No voy a entrar ahora en explicar la historia de las velas japonesas, no ha lugar, sólo explicar que tienen cientos de años de antigüedad, y amplios estudios sobre los patrones que dibujan, planteando ya desde sus orígenes la lectura de las emociones de los inversores, cientos de años antes que Elliot se planteara el estudio de los mercados basado en el estudio de las mismas emociones.

Con nombres tan sugerentes como doji, envolvente, harami, pateador, nubes oscuras, perforación, estrella fugaz, martillo, ahorcado, estrella de la mañana o estrella de la noche, y muchas más que iremos viendo, hay una serie de patrones de velas que nos pueden ayudar y mucho, cuando estemos en una zona de conflicto o de cambio de dirección esperado, para encontrar el momento de realizar la mejor salida posible del trade. Esto, para los que quieran operar hasta el final el movimiento. Recordad que siempre es mucho más fácil, seguro y rentable operar sólo el tramo medio del movimiento. 

En este último gráfico vemos ya unos cuantos patrones más, y la explicación de algunos de los movimientos de reversa. Voy a colgar diferentes capturas con patrones de velas porqué de lo que se trata es de conocer estos patrones muy a fondo para poder identificar justo en el momento en que se formen en los mercados. Y después veremos algunos ejemplos de su aplicación con los gráficos reales.  Además, es difícil encontrar una sola tabla con todos los patrones, ya veréis que en las diferentes tablas salen algunos que en las otras no salen.

Y aquí una tabla con los patrones más conocidos, para que os sea más fácil empezar a aprender o a memorizar. Un buen sistema es imprimirse una de las tablas que encontrareis en este artículo y tenerla colgada justo al lado del equipo. Esto tiene una doble función: por un lado recordaros continuamente que debéis tener en cuenta estos patrones; y por otro que a base de buscar y comprobar muy rápidamente aprenderéis los patrones de memoria. Sin más dilación vamos a comprobar en gráficos reales qué tal de efectivo es aprender esta técnica como apoyo a nuestra operativa. 

Como podéis ver, asusta y todo. Resulta que en cada giro del precio real tenemos un patrón de velas japonesas, y a veces coinciden hasta dos o más patrones. Podríamos estar colgando gráficos y gráficos y en todos los resultados serían los mismos. Sin embargo, éste es un ejercicio que os dejo para que empecéis a practicar vosotros. Como todo lo que tiene que ver con los mercados financieros, cualquier estudio que emprendáis os tomará mucho tiempo, muchas horas para aprender, y muchas más horas para practicar. Por este motivo, este negocio no tiene atajos, sólo quien esté dispuesto a invertir miles de horas acabará entendiendo los mercados y operando de forma rentable en ellos. Personalmente voy a intentar separar al máximo el grano de la paja, para que todo lo que se publique en el blog os sea muy productivo y no perdáis tiempo estudiando cosas que no llevan a ningún sitio.

Venga, un poco de ayuda para entender esto que parece tan complicado de los patrones de velas japonesas o candlestick. Fijaros muy bien en la siguiente tabla.

  • En la mayoria de los patrones de cambio, o sea, por ejemplo, en tendencia alcista con velas verdes, lo que marca el patrón de cambio es una vela roja o neutra cuando hace un máximo más alto después de la última vela verde.

  • Se entiende por vela neutra la que su cuerpo es más pequeño que la mitad del recorrido total de la vela Así serán neutras las siguientes figuras de vela: martillo, ahorcado, estrella fugaz, estrella de la mañana, estrella del anochecer, y los diferentes tipos de dojis.

  • Y al revés, exactamente igual. En una clara tendencia bajista con velas rojas aparece una vela verde o neutra que hace un mínimo más bajo que la anterior vela roja.

  • Este detalle de que una vela de color contrario a la tendencia haga un nuevo máximo o un nuevo mínimo debe ser la señal de alerta de que podemos estar en un patrón de cambio de tendencia. Si el nuevo máximo o nuevo mínimo es producido por una vela neutra, el resultado es el mismo.

  • Las otras señales o patrones a tener en cuenta, sin que se den las anteriores figuras, son las que se dan con los siguientes patrones más comunes:

  • Harami o the golden bar, donde una vela queda completamente dentro del rango de la vela anterior. La salida de la siguiente vela, tanto por encima, como por debajo de la vela Harami, casi siempre suele dar un importante movimiento de tres velas en la dirección de la rotura. También puede ser un harami cross.

  • Tweezer o pinza tanto en techo como en suelo. Cuando se igualan dos velas de distinto color tanto la altura de la pluma como en la altura del cuerpo de la vela, y ambas son al final más o menos del mismo tamaño.

  • Tres dentro, una figura de cambio clásica, prácticamente inoperable de entrada, ya que hay que esperar que sean tres velas en el mismo recorrido y, normalmente, después de la tercera suele venir corrección, o incluso continuación de la tendencia principal.

  • Kicking o patada a seguir tanto en cambio de tendencia cuando va alcista, o cuando va bajista. El kicking suele originar un pequeño gap o salto de mercado en movimiento que ya no suele cubrir, en las próximas velas.

  • Las tres estrellas del sur que son tres velas seguidas con plumas en la parte inferior, seguidas de una vela verde (patrón de cambio) o el advanced Block o bloque avanzado que es el mismo patrón pero para tendencia alcista con tres velas verdes con plumas en la parte superior seguidas de una vela roja.

En todos los otros casos de patrones de cambio o reversa, la mayoría como hemos comentado, el aviso vendrá dado antes por una vela de diferente color que o hace vela roja o hace vela neutra después de una serie de velas verdes en tendencia alcista, vela roja o vela neutra, que hace un máximo más alto y, justo después sale en dirección contraria, o sea hacia abajo. O justo al revés, la misma secuencia pero con una vela verde o neutra, después de una tendencia bajista de velas rojas y la vela verde o neutra realiza un nuevo mínimo antes de salir en dirección contraria hacia arriba. Para que se vea con ejemplos de el mercado real, aquí lo podemos ver en este gráfico.

Es evidente que los patrones Tweezer se forman en soportes, resistencias, cotas históricas y en H1 hasta diarias, con lo cual se valida más el cambio de recorrido

Hasta ahora hemos estado viendo los patrones de giro o de reversa o cambio de dirección de los movimientos del precio, tanto si es un giro desde impulso a corrección, como si es un giro de final de corrección para seguir con el impulso (la situación más buscada). Sin embargo, el dibujo de las velas no siempre va de forma clara y noble cuando está realizando un impulso sino que, a veces debido a correcciones menores las velas, no van en tendencia una detrás de otra sino que hacen dibujos extraños que nos hacen dudar. Para este caso vamos a ver una serie de situaciones o patrones de continuación del movimiento, para ir adquiriendo más seguridad y control en nuestra operativa.

El conocimiento de estos patrones nos puede ayudar, y mucho, a la hora de operar, ya que nos advierten en momentos muy tempranos dentro del trade de situaciones de riesgo no previstas inicialmente, permitiéndonos ajustar los Stop Loss o saliendo directamente del trade sin pérdidas, y esperar una opción más clara y segura.

Para que entendáis poco a poco el lenguaje de las velas, además de los patrones de reversa o de continuidad, aquí podéis ver, en gráfico real de temporalidad de 4 horas del dax30 alemán, las diferentes estructuras que va haciendo el precio y qué es lo que debemos mirar o detectar para saber si hay o no una posible zona de reversa importante que nos aparte de la operativa de la tendencia principal. Fijaros que desde el 25 de marzo hasta el día 4 de abril la operativa muy clara es buscar las correcciones para entrar hacia arriba. Desde el 4 de abril hasta la sesión asiática del día 8, inoperable del todo, ni largos ni cortos. Desde sesión europea del día 9 parecía que el camino era a cortos, movimiento que quedo invalidado al sobrepasar la zona del 11960. Más periodo inoperable hasta la sesión asiática del día 16, que ha validado de nuevo entrada a largos siguiendo camino.

Para acabar el artículo cuelgo la tabla anterior con más patrones de reversa, ya que es una de las más utilizadas y bien explicadas, aunque contemple sólo los patrones más comunes.

RECORDAD QUE LOS PATRONES SE UTILIZAN SIEMPRE PARA SALIR DEL TRADE, SI NO SE HA SALIDO ANTES AL LLEGAR A UNA COTA HISTÓRICA, OBJETIVO O UNA DIRECTRIZ MUY IMPORTANTE.

NO SE PUEDE ENTRAR A CONTRA TENDENCIA, SÓLO AMPARADOS POR UN PATRÓN DE VELAS, YA QUE EN EL MEJOR DE LOS CASOS PODRÍA SER SÓLO UNA CORRECCIÓN SIN RECORRIDO, Y QUE PERMITIERA SALIR SIN PÉRDIDAS.

RECORDAD SIEMPRE QUE EN LOS MERCADOS NO EXISTEN VERDADES ABSOLUTAS: NO SIEMPRE ES IGUAL. SIEMPRE ESTAMOS HABLANDO DE PROBABILIDADES 

4 comentarios sobre “Candlesticks o velas japonesas y sus patrones de reversa o continuidad”

  1. Una duda que siempre he tenido y que creo que es de noveles, pero sí un índice es la suma ponderada de valores (30 en el DAX, 35 en el IBEX, 40 en el CAC…), la pregunta es: quién mueve a quién? Es decir, está claro que el índice se mueve cuando se mueven las acciones que lo componen, a donde miran los inversores, al índice o las acciones para tomar una posición u otra. Es decir, miran al índice para vender o comprar acciones cuando está el índice en un punto clave, o miran la situación de cada acción para comprarla o venderla en función de esta. No sé si me he explicado. Gracias

    1. Hola Javier, un indice es una cartera mix ponderada, me explico, para conocer el valor del indice en cada momento, se utiliza una ponderación, segun la cantidad de capital flotante, free float, de cada uno de los valores que componen el indice en cuestión, o sea es más importante SAP por ejemplo que adidas, en la valoracion del indice porque la capitalización disponible en el mercado de SAP es mucho mayor que la de adidas asi por ejemplo para la «teórica cartera mix» o portfolio deberíamos tener más acciones de SAP que de adidas, con lo cual en la realidad, las acciones van por su lado con su cotización y el indice va por el suyo. Es obvio que el valor del indice depende del valor de las cotizaciones de las diferentes compañías. pero solo movimientos importantes en una de ellas se dejan notar un poco en el indice. Cuando wolsvagen tuvo los problemas de adulteración en los motores diésel, cayo un 20% en horas y el indice solo bajo un 2% y a las pocas horas el indice ya habia recuperado la mitad, mientras a wolsvagen le costo meses recuperar la bajada en la cotización. Para esto sirven precisamente los Indices para bajar los riesgos sistémicos que puede tener una compañia determinada en un momento dado. Espero haberte aclarado un poco mas este tema. un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *