Historia del análisis técnico. La estructura del precio, Homma, Dow, Wickoff, Elliot. 3ª Parte

En esta tercera parte, vamos a ver una pincelada, del principio de las ondas, que elaboro Ralph Nelson Elliot. Será en dos partes porque su visión y estudio de los mercados, fue tan amplio, y desde tantos prismas, que por mucho que lo resuma, si se quiere tener una visión clara de su trabajo, tendremos que verlo con cierto detalle. Además, como siempre, quien quiera profundizar en sus estudios, obviamente deberá buscar literatura, para conocer más a fondo sus teorías.

Ralph Nelson Elliot

Ralph Nelson Elliot, (28 de julio de 1871 – 15 de enero de 1948) fue economista, y autor del Principio de la onda, una descripción de la naturaleza cíclica de la psicología de los inversores. Estos patrones cíclicos en los movimientos de precios se conocen entre los practicantes del método como ondas de Elliott.

Como siempre vamos a conocer un poco a la persona, en este caso este detalle es mucho más importante para entender después el fruto de su trabajo tan meticuloso y reflexivo. Persona importante en el mundo de las finanzas de su época, ya en su juventud, desempeñó cargos de ejecutivo en varias empresas de ferrocarriles en México y de Centroamérica y se ganó una buena reputación como experto en dirigir grandes negocios. En 1924, el Departamento de Estado le escoge como responsable número uno en Nicaragua. Después de dejar Nicaragua va a Guatemala como Auditor General de la Compañía de Ferrocarriles de Centroamérica. En esta época Elliot escribió dos libros: Tea Room and Cafeteria Management, y The Future of Latin America.  Elliott decide volver a los Estados Unidos para dirigir de forma independiente una empresa de consultoría. Pero a su vuelta empezó a sentirse mal, los síntomas que tenía eran los típicos de una enfermedad del tracto digestivo causada por una ameba que había contraído en  América Central.

Y aquí empezó todo. Se vio forzado a un retiro involuntario a la edad de 58 años en 1929. Durante cinco años, estuvo a punto de morir. Elliott necesitaba algo para ocupar su mente mientras se recuperaba de su grave situación. Dada su mente matemática en nuestros días seguramente se hubiera convertido en experto en sudokus, sin embargo, en aquellos años esto aún no existía. Empezó a estudiar las informaciones bursátiles de los periódicos de la época, empezando con el estudio de las fluctuaciones de los precios en el índice Dow Jones. Intentando entender el motivo de los movimientos de los precios y ciertos patrones que empezaba a entrever, acabo examinando gráficos anuales, mensuales, semanales, diarios y gráficos de 1 hora con el histórico de más de 75 años de cotizaciones de varios índices. Hay que entender que estuvo durante 5 años en la cama, y cuando al fin podía levantarse aún estuvo varios años más sentado en el diván sin apenas movilidad. La dedicación a estos estudios fue de todas las horas del día durante muchos años. Ahí está la clave de su sistema, dispuso de más tiempo que nadie para el estudio además, de una mente prodigiosa.

En nuestros días la expresión que se usa para una de las cosas que observó en los mercados es que estos son fractales, sin embargo, Elliott fue mucho más allá  y describió estos patrones y como se relacionan. Gracias a sus estudios meticulosos  había descubierto el principio de organización que hay detrás del movimiento de los mercados.  En los años 40, había desarrollado completamente su concepto de que el flujo y reflujo de las emociones y la actividad humana siguen una progresión natural  gobernada por las leyes de la naturaleza. Ligó los patrones del comportamiento de las personas a Fibonacci y al ratio armónico, un fenómeno matemático conocido por matemáticos, científicos, arquitectos y filósofos.

El principio de las ondas de Elliot

Si recordáis, Homma y Wickoff, eran inversores y veían los datos como algo que les afectaba cada día, sus estudios eran sobre la realidad del día a día de sus inversiones. Obviamente con los años, sus estudios fueron mejorando, sobre todo en el caso de Homma, con su longeva vida. Sin embargo, Wickoff al morir a los 61 años, esta maduración de su sistema no tuvo lugar. En el caso de Dow, sí que la mirada era externa, pero recordemos que su profesión era la de periodista y redactor director del WSJ, con lo que poco tiempo podía dedicar a la faceta de sus estudios del mercado. Salvo las editoriales que escribió día a día durante años y que después fueron la simiente de la Teoría de Dow, recordemos que no la realizo él, sino una serie de amigos conocidos, post mortem.

En cambio, en el caso de Elliot, nos encontramos una persona madura, con un importante sesgo matemático y con amplios conocimientos de economía y finanzas. Cuando ya tenía 58 años y por causas ajenas a su voluntad, una seria enfermedad en su época, pudo dedicar y dedico decenas de miles de horas al estudio de los mercados. Sin ser inversor, o sea desde un punto de vista externo y neutral e identificando primero una serie de patrones repetitivos, y como estos se repetían en los diferentes tempos de gráficos, fractalidad. Después se dedicó en cuerpo y alma a intentar entender el motivo de, porque estos patrones se repetían una y otra vez. llegando a la teoría del Principio de las ondas.

Como sus antecesores, en sus estudios, enseguida vio que el precio no se mueve de una forma anárquica, sino que este se mueve en unas estructuras identificables. El precio se mueve por periodos largos en una dirección, arriba o abajo, lo que conocemos como tendencias, y estas tendencias tienen un patrón claro y repetitivo, impulso y posterior corrección, nuevo impulso y otra corrección etc a veces correcciones menores y otras correcciones más mayores. Si recordáis lo explicado hasta ahora en esta serie de artículos, esto fue lo que todos identificaron. Desde Homma, Dow y Wickoff, es más como veremos más adelante, el objetivo de todos fue la identificación de las estructuras de las correcciones, para lo antes posible, entrar de nuevo al mercado en las fases más iniciales del nuevo impulso. Elliot, sin embargo, fue mucho más lejos. Fue el primero que a base de un estudio metódico, pudo identificar todas las estructuras y sub estructuras que dibuja el precio, tanto en los impulsos como en las correcciones. Además, delimitó y detalló todas las diferentes especificaciones, las ondas extendidas en los impulsos, así como todas las múltiples posibilidades de corrección. Esto, que por si solo, es algo que ya deja en la mínima expresión todo lo estudiado anteriormente por sus antecesores, sin embargo, para él esto no fue más que el principio.

Él pensó que lo importante era entender el motivo, de que una serie de inversores, cada uno defendiendo sus intereses, unos comprando y otros vendiendo, ya que esta es la base del comercio. Como podía ser que su comportamiento fuera repetitivo en el tiempo, en las diferentes situaciones y épocas, en las diferentes realidades a nivel social, político etc. tanto para inversores a largo plazo como para los inversores de medio y corto plazo. Descubriendo que la respuesta estaba en las emociones. Son las emociones las que acaban decidiendo el comportamiento de los inversores, incluso por encima de su racionalidad. Un inversor puede estar seguro de su inversión, sin embargo, si el precio de sus acciones sufre una rápida y fuerte caída, por pánico venderá, después lo adornara diciendo que fue por prudencia, pero el primer impulso es el de pánico. Como él muchos más, con lo que, lo que solo parecía un pequeño movimiento correctivo se acaba convirtiendo en un movimiento bajista mucho más importante, debido al rápido crecimiento de la oferta. A la inversa igual, un inversor puede pensar que está en tendencia bajista, y estar fuera del mercado. Sin embargo, en cierto punto, queda claro que no es así, que el mercado está en nuevo impulso, su rápida entrada acompañada a la de miles de inversores más, genera una importante demanda no cubierta, que hace que el precio salga disparado hacia arriba. Estos son los hechos que realmente mueven el mercado, las emociones de los inversores. Y como las emociones de las personas, en este caso inversores, no cambian con el tiempo, esto es lo que hace que desde hace cientos de años en el comercio tengamos los mismos patrones de estructura.

Pese al raciocinio, los estudios, el conocimiento, lo que acaba moviendo el mercado, es la masa de inversores, por encima de los grandes institucionales, está la suma de inversores del mercado, y estos posiblemente en su subconsciente, al final acaban actuando versus sus emociones. Esto junto con el sesgo de cada inversor, alcista, bajista, es lo que acaba creando los patrones del mercado, lo que Elliot califica como el comportamiento humano. En los momentos de emociones más fuertes, Euforia o depresión es cuando se suelen producir los cambios, tanto de impulsos como de correcciones.

Los patrones de mercado según Elliot son los siguientes y la correspondiente explicación de los motivos por lo que el mercado se mueve así. Cuando el precio está bajando (en un mercado alcista), fruto de una corrección o de una tendencia bajista anterior, el mercado hace un movimiento hacia arriba.

Para los alcistas, podría ser el inicio de un nuevo impulso, para los bajistas, no es más que una corrección para seguir bajando. El precio sube no mucho, pero con una estructura clara y se da la vuelta hacia abajo de nuevo, esta bajada suele ser importante (luego veremos los porcentajes de corrección). Sin embargo, no hace nuevo mínimo, y vuelve el recorrido alcista. En este punto, los alcistas ya ven que puede reemprender el impulso, mientras los bajistas piensan que solo es una leve corrección para seguir bajando.

Ahí es donde aparece un punto clave. Fijaros estamos hablando de las ondas 1, onda 2, e inicio de onda 3, Justo en el momento en que el precio hace un alto por encima del máximo de la onda 1, todas las dudas se disipan. Veamos que ocurre, los alcistas más prudentes entran a mercado a comprar, los bajistas que aún tenían órdenes abiertas, las venden. En este punto todo el mundo tiene claro que estamos en un movimiento alcista, se genera una demanda superior a la oferta, ya que los que ya tenían comprado no venden de momento.

Alta demanda no cubierta el precio acelera su recorrido alcista de forma importante, estamos en el cuerpo central de una onda 3. A partir de cierto punto, encontrado con mediciones y posibles zonas de resistencia cercanas. Los que no vendían (los que habían comprado en la zona inicial de onda 1 o justo en el giro de onda 2), ponen su papel a la venta, mientras que los que querían comprar, a estos nuevos precios tan altos ya lo empiezan a pensar. Con lo que el mercado alcanza el equilibrio, gran volumen de contratos y la oferta y la demanda se equilibran, se acaba la onda 3. Y entramos en una zona de corrección lo que será onda 4, que normalmente por la norma de alternancia, en cuanto a estructura y tiempo no suele ser tan clara ni tan correctiva como la anterior onda 2, tan correctiva porcentualmente hablando.

Que ocurre en una onda 4, normalmente indecisión, lateral, los que llegan tarde a la onda 3, al ver pequeñas correcciones compran, mientras que los que no habían vendido en el último tramo de la onda 3, aprovechan esta demanda para ir vendiendo. Las ondas 4 suelen ser complejas, con muchos movimientos y pocos recorridos, además se le suele añadir en el mismo rango las primeras ondas de la onda 5. Esta suele ser una zona de distribución.

Acabada la corrección, tenemos el inicio de la onda 5, cuyos movimientos como he comentado antes se suelen solapar dentro del rango establecido en la onda 4, solo la parte superior de la onda 5 hace un máximo por encima de la onda 3, y final de impulso. Si lo pensáis, cuando empezó el impulso en onda 1, los precios eran bajos y atractivos, ahora en la parte final de la onda 5, comparándolo con el periodo de tiempo transcurrido de momento no son nada atractivos, posiblemente más adelante lo serán y mucho pero no ahora.

Si no hay demanda, y hay algo de oferta, poco a poco los precios empiezan a bajar, para los compradores que han llegado tarde, las dudas y el miedo, al ver que no hay ya casi beneficio, van vendiendo, el precio baja cada vez más es la onda A correctiva.

Al igual que antes en los inicios de la onda 1, los que no entienden los movimientos del mercado, o solo escuchan fundamentales positivas al ver que el precio está en una zona que puede parecer atractiva, vuelven a comprar. En un mercado donde la demanda y la oferta esta casi en equilibrio, la aparición de nueva demanda, genera un movimiento alcista, sin embargo, este será tímido y rápidamente la demanda de los compradores desaparecerá. Esto será la onda B.

Los mismos que compraron al advertir el error, venderán generando oferta y caída del precio. Al igual que antes cuando el precio supero el máximo de la onda 1, confirmo la 3. En este caso cuando el precio supere el mínimo de la onda A, todo el mundo sabrá que el movimiento será bajista. Los despistados que aún esperaban nuevos máximos inmediatos venderán, los que entraron tarde en compras, asumirán perdidas y venderán, además en el mínimo de la onda A habrá múltiples Stops Loss, que al activarse generaran más oferta si cabe, acelerando y haciendo importante el movimiento de caída. La onda C.

Todo esto que he explicado el impulso de 5 ondas, la corrección de 3 ondas, no es más que onda 1 y onda 2, de un ciclo superior, con lo que de nuevo empieza la nueva estructura. Al final de onda C, empieza de nuevo la onda 1, de nuevo precios atractivos, (no tanto como antes), ya que, la onda 2 ha bajado de forma importante el recorrido de la onda 1 de ciclo superior, pero sin llegar a niveles de nuevos mínimos.

Todo el principio de las ondas de Elliot tienen solo 4 normas básicas

  • 1. La onda 2 no puede corregir más del 100% de la onda 1.
  • 2. La onda 3 nunca puede ser la más corta de las ondas impulsivas (1,3 y 5)
  • 3. Las correcciones de las ondas 2 y 4, cumplirán la norma de la alternancia por estructura o por tiempo o por ambas a la vez
  • 4. La onda 4 nunca puede invadir el espacio de la onda 1 (en gráficos pequeños de diario hacia abajo) sobre todo en las diagonales iniciales o diagonales finales, esta norma se incumple bastantes veces. Es la única que puede tener incumplimientos.

Ondas de Elliott: Algunos patrones típicos a tener en cuenta Normalmente se suelen cumplir, pero no siempre

  • 1. Al ser la onda 3 la más larga, el tamaño de la onda 5 es parecido al de la onda 1, o al 61,8% de la onda 3
  • 2. La onda 3, suele ser la proyección del 161,8% de las ondas 1 y 2.
  • La onda 5 suele acabar en el 223,6% de la proyección ondas 1 y onda 2.
  • 3. La onda 2, suele corregir mínimo el 50%, normalmente entre el 61,8% y el 76,2% del recorrido de onda 1.
  • 4. La onda 4, suele corregir entre el 38,2% y el 50 % de la onda 3.
  • La suma de los porcentajes de corrección de las ondas 2 y 4 de un impulso, suelen sumar entre 100% y 110%
  • En las correcciones la validación se da cuando C hace nuevo mínimo y al menos es el 0,618% de la onda A, sin embargo, lo normal es que onda C sea mínimo el 100% de onda A y en algunos instrumentos, el Dax por la onda 3 extendida la onda C, suele ser del 123,6 al 161,8% de onda A
  • Con la norma de la alternancia, las ondas 2 y 4 son diferentes, lo más normal es onda 2, con una pauta plana, y amplia corrección en poco tiempo, y onda 4 con corrección lateral simple o compleja, casi el doble de tiempo

Las Ondas de Elliott son complejas, no nos engañemos, con este artículo solo pretendo dar unas rápidas pinceladas, para que podáis haceros una idea clara de lo que es el Principio de las ondas de Elliot. Habrá una segunda parte de este artículo sobre el Principio de las ondas de Elliot. En ella veremos todos los detalles técnicos así como la aplicación de la serie de Fibonacci. Aquí solo para acabar vamos a ver lo que sería una onda ideal, exactamente así no se suele dar en el mercado, pero es importante tener el patrón para poder detectar en directo las estructuras.

“Ninguna afirmación es mas grande que la que dice que el universo esta regido por leyes. Sin leyes, es evidente que todo seria un caos, y con caos nada existiría. Una muy extensa investigación sobre la actividad humana nos indica que prácticamente todas las manifestaciones que resultan de nuestros procesos socio-económicos siguen una ley que dan lugar a consecuencias similares  y series de ondas o impulsos de un numero definido. El mercado de acciones muestra los impulsos u ondas propio de la actividad socio-económica”. Ralph Nelson Elliot

No existe nada más aceptado que la existencia de un universo gobernado por leyes. Sin leyes, es evidente que gobernaría el caos y donde gobierna el caos no existe nada más. Ralph Nelson Elliot

3 comentarios sobre “Historia del análisis técnico. La estructura del precio, Homma, Dow, Wickoff, Elliot. 3ª Parte”

  1. «Cuando el precio está bajando (en un mercado alcista), fruto de una corrección o de una tendencia bajista anterior, el mercado hace un movimiento hacia arriba.»
    WTF!?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.